Alumbrado público LED

Actualmente, el alumbrado público está sufriendo una profunda transformación gracias a las múltiples ventajas que ofrece la iluminación led. Los sistemas de alumbrado público tradicionales (vapor de sodio o vapor de mercurio) están siendo sustituidos por esta nueva tecnología que ofrece una mejor iluminación además de un importante ahorro, tienen una mayor durabilidad y eficicacia en entornos con tránsito de vehículos o peatones.

alumbrado público

Hasta ahora, la gran mayoría de alumbrado público utilizaba lámparas de descarga en gas por alta presión, y recientemente se han desarrollado luminarias de tecnología avanzada como los módulos LED que están sustituyéndolos. Estos módulos están integrados por 48 o 64 diodos.

farola-led-kruger

Los led que se integran en cada módulo tienen las siguientes características:

  • 80.000 horas de vida útil.
  • Variedad de temperaturas de color: 5.700 K (blanco frío), 4.000 K (blanco neutro) y 3.000 K (blanco cálido).
  • Eficacia media de 90 lm/W.
  • Encendido casi instantáneo.

Estos módulos requieren de un controlador electrónico que va de los 90W (para 48 diodos) a los 110W (para 64 diodos) con un factor de potencia del 95%, mientras que los tradicionales operan con potencias que van de 175W a 250W, cuya sustitución supone un ahorro considerable. Si ello lo extrapolamos a por ejemplo a toda una calle de 1 km con farolas colocadas a ambos lados a una distancia de 50 m entre cada una, estaríamos hablando de alrededor de 20 farolas. De este modo, anteriormente tendríamos un consumo de 200W x 2o farolas = 4.000W, y con farolas led de 48 diodos 90W x 20 = 1.800W, suponiendo una reducción del consumo en torno al 60%.

Por tanto, son las farolas led son una alternativa muy interesante a los sistemas tradicionales, por lo cual, cada vez son más las ciudades de todo el mundo que están llevando a cabo el cambio, ya que permiten obtener ahorros significativos en los consumos además de mejorar la eficacia lumínica, incrementar la vida útil de las lámparas y depreciación del flujo luminoso.

Copenhague sustituye el alumbrado público por bombillas LED inteligentes

alumbrado público-albertslund

Parque en el barrio de Alberstlund, Copenhague

Copenhague, -la capital y ciudad más poblada de Dinamarca y una de las ciudades más inteligentes y sostenibles del mundo- puso en marcha un interesante proyecto piloto con el objetivo de reducir el consumo energético de la ciudad y luchar contra el cambio climático.

Para ello,  comenzaron a implantar un sistema de alumbrado basado en la tecnología LED dentro de su plan de convertirse en la primera ciudad del mundo con huella de carbono nulo en el año 2025 (CPH 2025 Climate Plan). El plan inicial fue extender la nueva red de alumbrado LED a lo largo de 9 km por las carreteras de Albertslund, uno de los principales suburbios de la ciudad, lo cual supone en torno a los 1,5 km2. Además, las bombillas que usaron eran denominadas inteligentes ya que eran capaces de reducir su luminosidad cuando hubiese suficiente luz solar o aumentar su intensidad cuando mayor fuese el número de personas recorriendo sus calles por la noche.

Según estudios, se estima que en torno a un 6% de las emisiones del efecto invernadero mundial provienen del alumbrado público global, por lo que es evidente la importancia del proyecto.

Quizá el futuro de ciudades energéticamente eficientes podría comenzar a tomar forma en el pequeño suburbio danés.

Amplia variedad de modelos y aplicaciones

modelos-alumbrado público

En la actualidad existen muchos modelos de farolas led para el alumbrado exterior. Entre los principales modelos, destacan los que cuenta con una carcasa de alumnio fundido a presión que incluyen un kit especial de la superficie y donde las luces led, además, están preparadas para distribuidor la luz de forma uniforme, lo cual incrementa su eficiencia.

Además de ser soluciones de iluminación al aire libre, también pueden utilizarse en otras áreas como naves industriales, andenes y aeropuertos, polideportivos, etc.

Otra aplicaciones que se está probando en diferentes ciudades es que estas mismas farolas también ofrezcan cobertura 4G denominados smartpoles o smart cells, como por ejemplo en Los Ángeles o en el mismo Benidorm permitiendo mejorar la velocidad de navegación de los usuarios de la red móvil en los lugares habitualmente saturados por gran afluencia de público.

alumbrado público-2

Son casi innumerables los deferentes tipos de farolas led que podemos encontrar hoy en día, y cada vez más sus aplicaciones. Durante los próximos años veremos un importante cambio en la iluminación exterior que podamos encontrar en las ciudades.

Iluminación asistida por tecnología led

Gracias a la nueva tecnología led, muchas ciudades podrán llegar a ahorarse hasta un 75% de su presupuesto en iluminación, pudiendo dedicarlo a otros presupuestos que permitan mejoras los servicios de las propias ciudades. Pero lo más importante que ofrece esta tecnología, al margen del ahorro, son los beneficios para la salud y el medio ambiente dado que ofrecen mayor calidad de iluminación, mayor sensación de seguridad, mejor visibilidad, menor impacto medioambiental, mayor vida útil, retonro de la inversión, mínimo mantenimiento y mayor eficiencia energética.

Y si a todo esto le sumamos el descenso en el coste de la tecnología led, podemos decir claramente que la tecnología led ha venido para quedarse.

alumbrado-publico-led-2